Si uno camina por las calles céntricas del departamento de San Martín, puede observar la cantidad de locales que han sido liberados. Eso significa que un negocio cerró sus puertas.

En total se han cerrados 178 comercios según indica el área de Inspección General de la Municipalidad de San Martín, en los últimos 8 meses. Entre los cuales se encuentran actividades variadas, distintos rubros. La crisis y la dificultad de afrontar los costos elevados de impuestos tanto impositivos como de servicios, llevaron adelante la difícil decisión de cerrar sus puertas, muchos tras años de existencia, otros porque probaron luego de quedarse sin un ingreso mensual.

¿Será solo el comienzo de una actualidad económica que asfixia al pequeño comerciante o PyME? Es una pregunta que desde hace tiempo se hace el sector y que hasta hoy, no se han tomado medidas para ayudarlos. Mientras tanto las puertas se siguen cerrando, y el centro sanmartiniano cada vez más solitario.

Por Redacción