El Ministerio de Transporte de la Nación anunció que los colectivos de larga distancia podrán vender pasajes “low cost” o “bajo costo” a partir de septiembre, dado que no habrá restricciones tarifarias. Será para destinos -a todo el país- que se vendan con diez días de anticipación.

“Los colectivos de larga distancia juegan un rol muy importante. Esta nueva posibilidad, junto al plan de infraestructura que estamos haciendo, duplicando las autopistas de la Argentina, van a ayudar a que cada vez más gente viaje y que por lo tanto crezcan las oportunidades y el empleo en todo el país”, manifestó Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte, en un comunicado de su cartelera.

La medida hará que los usuarios encuentren “más ofertas con mejores precios” y “verán aumentadas las promociones en momentos de temporada y en viajes con baja ocupación”, destacaron. A su vez, las empresas tendrán mayor competitividad y eficiencia en los servicios que ofrecen.

Una de los cambios que buscarán implementar es comercializar pasajes intermodales, es decir, “que puedan ofrecer el servicio de ir a buscar a los pasajeros a sus domicilios para llevarlos a la terminal sin un cargo extra”, vía transfer, o que puedan armar paquetes con aerolíneas, ofreciendo pasajes de micros más un vuelo”.

Anteriormente, a las empresas se les permitió disminuir o incrementar las frecuencias semanales en sus viajes con respecto a sus permisos de explotación. Además, el descongelamiento del parque automotor ayudó a las empresas a habilitar más unidades si la demanda lo requería.

También habilitaron los “Consorcios de Cooperación” para que operadores puedan explotar las trazas de manera conjunta sobre un mismo corredor, con el objetivo de eficientizar los servicios y bajar los costos.

Fuente: Medios.