Amanda Lioy es vecina del departamento de San Martin y se ha convertido en una de las habitantes más longeva de la zona, ya que el martes 5 de marzo cumplió 100 años de vida
Amanda nació en 1919, hija de inmigrantes italiano, disfruto su infancia en el distrito de Chapanay, a los 18 años formo su propia familia, tiene hijos, nietos y bisnietos.

Actualmente reside en el  Hotel Geriátrico & Spa Pinar Plaza donde comparte su tiempo junto a otros adultos mayores que la admiran ya que es inexplicable tantos años y ni siquiera lo aparenta, tanto físicamente como mentalmente. Es una abuela muy activa, le encanta jugar a la tómbola siendo siempre la ganadora de las partidas debido a su alta concentración y es muy prolija para anotar los números, al igual que le encanta el taller de dibujo y colorear.

Dialogamos también con Yolanda Gomina Tallerista a cargo del Área de Arte y Dibujo de Pinar Plaza quien nos comentó que Amanda es muy buena compañera, dulce y cariño, es la primera en terminar los dibujos y no duda ni un segundo en pedir más.

No dejamos de preguntarle cual era le receta para llegar a esa edad, ella sonríe y agrega  “ni yo creo que tengo 100 años, me siento igual que siempre; pero por decir algo creo que la receta es ser siempre feliz, disfrutar la vida por el camino del bien, querer a los padres, cuidar de la familia y dar amor…. lo más importante son los seres queridos, las amistades, lo material siempre estuvo último en mi vida”.

Realmente a través  de sus ojos podemos ver el alma bondadosa  de Amanda que hoy a sus 100 años nos deja una enseñanza de vida y ella es un ejemplo digno de imitar.

Por Redacción – Gentileza Julieta Alonso