Desde el lunes pasado diez modelos de seis marcas fueron convocados a taller.

Mediante avisos publicados en los principales diarios del país el Grupo PSA con sus marcas Peugeot y Citroën, y por otro lado Ford, se sumaron hoy a las automotrices que esta semana llamaron a revisión a sus vehículos.

La primera fue Nissan con su pick up Frontier, el martes Volkswagen con sus modelos Gol, Voyage y Up, y el miércoles Audi con los A4 y A5. A eso hay que agregar los de hoy: los Citroën C4 Aircross, Ford Kuga y Mondeo y Peugeot 4008.

Si se tiene en cuenta lo que va de octubre, el total de modelos llega a 14, ya que hay que sumar los Dodge Journey, Jeep Compass, RAM 1500 y 2500 y Mercedes-Benz GLE.

En el caso del Kuga, es por un desperfecto en el embrague. Las unidades afectadas son modelo 2013 y 2014. La marca detalló que la placa de presión del embrague “podría sobrecalentarse y partirse”. De ocurrir, fragmentos podrían golpear otros sistemas del vehículo y “ocasionar un principio de incendio”.

Por su parte, el sedán grande Mondeo presenta problemas en los frenos delanteros, cuyas mangueras podrían tener un desgaste prematuro y provocar una pérdida del líquido hidráulico. En ese caso “se verá disminuida la efectividad del frenado”, advirtieron.

Las unidades afectadas fueron fabricadas en México entre el 22/04/14 y el 31/08/2017. Corresponden a modelos 2014 a 2018.

También el Mondeo, pero en unidades fabricadas entre el 05/08/14 y el 05/08/15 (modelo 2015 y 2016), fue llamado a taller por el riesgo de que la selectora de cambios no quede trabada al colocarla en posición P (Parking). “El buje del cable selector de la caja de transmisión podría deteriorarse e impedir que se bloquee”, detalló la empresa.

En el caso de PSA, los recall son para los Citroën C4 Aircross y Peugeot 4008, que podrían tener problemas de frenos. El inconveniente es el mismo en ambos ya que en esencia se trata del mismo producto (basado en el Mitsubishi Outlander Sport), pero con diferencias estéticas y de equipamiento que le aporta cada marca.

Según explicó el grupo francés, se debe “controlar el estado de los estribos de frenos traseros”, ya que podría derivar en un “incorrecto funcionamiento del freno de estacionamiento” y una “eventual inmovilización del vehículo”.

En el caso del C4 Aircross las unidades afectadas fueron vendidas en Argentina a partir del 25 de septiembre de 2013, mientras que las del 4008 fueron comercializadas desde el 7 de octubre de 2013.

En todos los casos la reparación es gratuita.

Fuente: Medios