La baja constante en el consumo per cápita de vino hizo que el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) sacara una resolución que permite comercializar el producto en recipientes de acero inoxidable.

Según la disposición que se publicó hoy en el Boletín Oficial , el volumen de cada envase no podrá superar los cincuenta litros, con lo cual el vino se podrá vender en tanquecitos, garrafas o latas, como ocurre con la cerveza .

Esto está en línea con los reclamos de la industria y principalmente de los consumidores quienes reclaman mayor versatilidad de los productos vitivinícolas a la hora de elegirlos en la góndola.

“Creemos que es una excelente iniciativa para promover la innovación en nuestro sector, y por ende la llegada al consumidor, que siempre busca experiencias distintas”, afirmó Francisco do Pico, director de Relaciones Institucionales del Grupo Peñaflor. “Esta novedad no sólo habilita a las empresas a vender vino en latas de consumo personal, sino que también permite recipientes hasta 50 litros, para que se pueda servir vino por copa, lo cual seguro ayudará a crecer en la categoría en restaurantes, bares, ferias, hoteles y discotecas”, agregó.

Según datos del INV del año pasado, el consumo per cápita de vino pasó de 77 litros por año en 1974 a los 24 actuales.

En tanto, según la cámara Cerveceros Argentinos, en la Argentina el consumo per cápita de cerveza era en 2017 de 41 litros por año.

Fuente: Medios