Dejó de existir físicamente el negro Rubén Ángel Ambroggi a los 80 años. Este astro de la pelota y de corazón albirrojo se recuerda como uno de los jugadores que marcó un quiebre en la historia institucional por ser parte del equipo de la década del 60 que catapultó en éxitos la trayectoria del club. 

Durante la mañana las redes sociales hicieron público la noticia que se corría en las cercanías al Atlético Club San Martín.

Hace un par de años el diario Los Andes reflejaba uno de los sentimientos más nobles del negro para con los sanmartinianos:

“Fue en la década del 60 cuando Ambroggi tuvo la gran posibilidad de ser jugador del Santos de Brasil donde ya sobresalía con su juego bonito el Rey Pelé que había sido campeón mundial en Suecia 1958 y en Chile 1962. Rubén alcanzó a integrar un ataque tan vistoso como contundente: Dorval, Mengalvio, Coutinho, Pelé y Ambroggi.

Sin embargo eligió regresar a Mendoza y continuar su carrera en el Atlético San Martín cuando tenía todas las condiciones para triunfar en el legendario Santos de Pelé. Ahora rodeado de esos antiguos compañeros y eternos amigos que lo fueron a visitar se reencontró con seres muy queridos que a los 78 años le arrancaron una sonrisa y el más hermoso de los recuerdos”.

El saludo y las condolencias a su familia, junto al recuerdo de un grande que se convierte en eterno.

Por redacción.-