La tarifa del servicio de gas natural es la que más aumentó desde que el Gobierno nacional tomó como eje de su política la quita de subsidios, el sinceramiento de los costos y, también, la garantía de ingresos para las empresas concesionarias. Esa política tuvo repercusión en la economía general, con la inflación, y también en la doméstica, con problemas para hacerle frente. El caso extremo es el de los cortes de suministro. Según la información oficial, el año pasado le cortaron el gas a 8.991 familias mendocinas.

El dato fue brindado por el jefe de Gabinete Marcos Peña, en su informe ante la Cámara de Diputados. En los casi 9 mil cortes de suministro que se realizaron se incluyen los que perdieron el servicio por falta de pago y a quienes se les cortó por problemas técnicos.

El otro dato importante es que de ese total, se le reconectó el servicio a 7.213 usuarios luego de pagar las deudas o adecuar las instalaciones. Es decir que hubo un 20% que directamente se quedó sin gas.