Se trata de los modelos Argo, Mobi, Toro, Grand Siena, Strada y Fiorino. El llamado a revisión es por una posible falla en el funcionamiento de los relés de los sistemas de ignición e inyección de combustible. Las unidades afectadas corresponden al año/modelo 2017 a 2019.

La marca italiana pide que se presenten en un concesionario oficial para que se les realice el reemplazo de los relés de los sistemas de ignición e inyección de combustible.

“Se ha detectado la posibilidad de falla en el funcionamiento de los relés de los sistemas de ignición e inyección de combustible en algunos de los vehículos implicados en la presente campaña”, afirman desde Fiat.

El comunicado oficial de Fiat explica que, si la falla se produce, el conductor podría detectar un funcionamiento irregular del motor. “En casos extremos, su apagado inesperado”, esto compromete las condiciones de manejo y “aumenta el riesgo de colisión”, lamenta Fiat.

La empresa informó que los propietarios pueden realizar el servicio de reparación gratuito en concesionarios Fiat de la red oficial, previa coordinación de la visita.

Los dueños de los modelos convocados al recall deberán coordinar un turno con la concesionaria oficial de su preferencia. Fiat asegura que “el tiempo estimado para la realización de las tareas mencionadas es de treinta minutos”.

Para consultas, se puede llamar a Fiat al 0800-777-8000,  en días hábiles y de 9 hs a 18 hs.

Por Pablo Raffo