Este año, comprar los productos más comunes de la canasta navideña tendrá un costo de $ 1.247, un valor 59% más alto que el año pasado, cuando la misma compra demandaba un desembolso de $ 780. Los precios surgen de un análisis realizado por Los Andes con nueve artículos que se encuentran a la venta en los principales supermercados de Mendoza y los que aparecen en la página de “Precios Cuidados”.

El relevamiento demuestra que el alza de los “precios navideños” es superior a la inflación promedio de la provincia que, según la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), avanzó 49,8% entre octubre del año pasado e igual mes de 2019.

El infaltable de la canasta navideña es el pan dulce. Los precios varían mucho entre una marca y otra, pero sirve de ejemplo el Terrabusi por 500 gr., que el año pasado (en esta misma fecha) costaba $ 113 y esta temporada se oferta en $ 171. Esto significa que ese producto sufrió un aumento del 51% en doce meses. Sin embargo, algunos supermercadistas venden marcas más económicas que oscilan entre los $ 89 y los $ 112. En la página de Precios Cuidados se puede ver publicado un panificado de este estilo de la marca Dulcor, también por medio kilo, en $ 98,90.

Otro producto a base de harina que forma parte de la canasta navideña es el budín, que varía en sabores, ingredientes y tamaños de acuerdo a las marcas. Los Andes tomó como ejemplo también los de la marca Terrabusi (250 gr.) que a fines de 2018 podían comprarse por $ 76,50 en el supermercado Vea y hoy la misma cadena lo vende a $ 122.

Después de la cena es una costumbre servirse dulces y snacks. Entre los más consumidos está el postre elaborado con pasta de maní, que sufrió un aumento del 30% en los últimos doce meses. El que vende la marca Mantecol, costaba hace un año $ 441,18 el kilo y en la actualidad se abona a razón de $ 576. Es decir que la presentación de 250 gramos tiene un valor de $ 144. En cuanto a las garrapiñadas, en 2018 costaban en promedio $ 319 por kilo y esta temporada se venden a $ 562 el kilo. Lo más común son los paquetes de 150 gr. cuyo precio saltó de $ 47,87 en noviembre de 2018 y es de $ 84 en la actualidad. Por lo tanto, ese producto aumentó 75%, es decir casi 25 puntos más que la inflación general de Mendoza.

Otro infaltable es el turrón de maní. El año pasado los comercios vendían el paquete de 120 gramos de la marca Georgalos a $ 54,90, mientras que hoy en las góndolas de Carrefour se encuentra en $ 99. Esto significa que la variación interanual fue del 80%. No obstante, en el portal web de Precios Cuidados este mismo producto aparece con un costo de $ 79 (43% de incremento respecto de 2018).

SI buscamos ahorrar, en su mayoría, los supermercados ofrecen cajas navideñas que varían en precio según la cantidad de productos que contengan, el tamaño de los mismos y de acuerdo a las marcas que entran en la oferta.

Existe una selección premium, que algunos supermercados llaman “caja negra”, la cual cuenta con una botella de sidra, un champagne, dos turrones de maní de 120 gr. cada uno, un paquete de garrapiñadas de maní de 80 gr., una pasta de maní marca Nucrem y un pan dulce de 600 gr. por un precio de $ 999.

Luego está la opción de una caja intermedia que contiene una botella de sidra y una de vino, dos turrones de maní de 120 gr. cada uno una bolsita de garrapiñadas, un pan dulce de 500 gramos y un budín de 190 gr., todos esos productos por la suma de $ 699.

Otra opción aún más económica, que ofrece la cadena Coto, incluye una botella de sidra, un pan dulce de 500 gr., un budín de 190 gr., una bolsa de confites y una de garrapiñadas (ambas por 80 gr.) más un turrón de maní por $ 349,99.

Cabe destacar que en estas cajas, previamente armadas por los supermercados, no entran todos los productos que han sido relevados por Los Andes para realizar la comparación con los costos que conlleva armar una canasta navideña para este año.

Además, muchas de ellas incluyen marcas que son propias de la empresa y que se venden a valores más altos en las propias góndolas de las cadenas que las comercializan.

Como vemos los productos han tenido un aumento importante en cada producto de esta canasta, que se vuelve, en muchos casos, imposible de afrontar.

Fuente Los Andes.