El ídolo de Lanús, oriundo del distrito Chivilcoy en San Martín, pasa sus vacaciones por nuestra provincia y no se olvidó de sus raíces. Por eso, asistió al triunfo de Atlético Palmira sobre Leonardo Murialdo por tres a cero el fin de semana pasado. Conversó con ex compañeros, amigos y dirigentes de la institución. Fue amable en el momento de sacarse fotos con los hinchas y plateístas. Esto muestra la humildad y bajo perfil.

El actual jugador de Lanús y salido de la cantera del Club Atlético Palmira, permanecerá más de un mes para disfrutar de sus vacaciones con hijos y familiares. Tendrá tiempo hasta hacer cosas que no pudo, eso le expresó a sus más allegados.

Por Adrián Grucci