El jueves era el día en que los alumnos de Quinto año de Escuela Comercial de San Martín debían presentar sus camperas de promoción. Ya todos saben el espectáculo que se monta en torno a ello: bombos, papelitos picados, cabezas pintadas con los colores de la promo, banderas, cantos y la recorrida por todo el centro para que todos los vean. A esto, no hace mucho tiempo, se le suma una fiesta “previa”, en la que la noche anterior se juntan a ultimar detalles y ponerse “a tono” para el otro día. Todas las escuelas hacen el mismo rito.

El festejo de la Escuela Comercial se salió de control y cerca de las 6 de la mañana ingresó un llamado al 911 denunciando disturbios. La policía acudió al lugar y trasladó a todos los jóvenes a la Fiscalía Nº12 por violación del nuevo Código Contravencional. Más tarde fueron multados el dueño del local y los padres de los menores alcoholizados por “omisión de cuidado”. Sólo 7 jóvenes – de los 37 demorados- no habían tomado alcohol, según informó Diario Uno.

El nuevo código que entró en vigencia el año pasado prohíbe, en el artículo 85 la permanencia de menores en lugares bailables habilitados para mayores de edad, por lo que el el titular del local recibirá una multa que va de los $40.000 a los $80.000 según el monto de la unidad fiscal (UF) en San Martín. Además por proporcionarles alcohol a menores -sancionado en el artículo 87- la multa podría ir de los $50.000 a los $120.000 (esto es de 5.000 a 12.000 UF).

Por su parte los padres de los menores fueron multados por infringir el artículo 86 de ese código, que sanciona la “omisión de cuidado” y que estipula multas de entre $20.000 y $40.000 (2.000 y 4.000 uf)

Desde la institución educativa afirmaron que ellos no tuvieron participación en la organización de la fiesta y que se sienten muy apenados por la situación. Además, estipularon como sanción prohibir la presentación de camperas por tres años consecutivos.

En tanto desde la DGE afirmaron que quedan a la espera de la investigación que haga la Justicia ya que los hechos sucedieron en horario extraescolar y fuera de la institución.

Por redacción.