Será el lugar de encuentro de los familiares del terrible accidente sufrido el 7 de febrero de 2014 en Ruta Nacional 7. También un símbolo de concientización vial.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

A la vera de la autopista, en el epicentro de aquel lamentable suceso que embarga de dolor a todos los sanmartinianos, se erige, desde esta semana, el cenotafio de la memoria. Hasta allí se dieron cita familiares de las víctimas, vecinos, autoridades de las fuerzas de seguridad y funcionarios municipales acompañados por el Intendente Jorge Omar Giménez. Después de una emotiva ceremonia religiosa y protocolar se descubrió una placa con la leyenda: “Que nunca más suceda”.


El Padre Leonardo Di Carlo, el sacerdote de la Iglesia San Pedro y San Pablo, en conjunto con el pastor y edil, Horacio Rodríguez, realizaron la liturgia recordando y llevando la oración para cada una de las dieciséis almas que perecieron en uno accidentes viales más grave de la historia. Fue Jorge Omar Giménez, quien pronunció un pequeño pero sentido discurso al evocar esos momentos que se vivieron dramáticamente. Agradeció a las fuerzas policiales, sanitarias, a la Gendarmería, a los miembros de Defensa Civil y otras áreas que actuaron rápidamente en las tareas de rescate.

“Lugares como estos ayudan a reflexiona y tener conciencia que cuando uno maneja debe ser prudente. Es una comodidad, es un servicio, pero, con mal uso puede ser un arma. Ahora debemos acompañar a las familias que perdieron seres amados”, aseguró Jorge Omar Giménez. “Hoy el dolor sigue intacto pero esa fuerza que genera el dolor hizo que lleguemos a esta obra. Es un cierre a una de las etapas más difíciles. Acá dieron el último aliento nuestros seres queridos y por eso queremos agradecer al municipio de San Martín”, menciona Mónica Gautier, familiar de una de las víctimas.


El Licenciado Jorge Ortiz, del área de contingencias de Salud Mental de la Provincia, fue uno de los impulsores del proyecto. “De manera espontánea venían a colocar cruces a este sitio y muchas personas que pasaban desconocían los fundamentos. Tocamos puertas y gracias a la colaboración de muchos, se crea este espacio que ayuda y dignifica. Tenemos el cenotafio y plantamos un árbol por cada una de las víctimas. Próximamente en la pared del cenotafio convocaremos a artistas que deseen representar este espacio”.

Fuente: Prensa MGSM