Hoy se inaugura el cenotafio en recuerdo a las víctimas del lamentable accidente de la Ruta Nacional 7 donde perdieron la vida 16 personas. El recuerdo y el dolor buscan transformarse en concientización vial.

El 7 de febrero de 2014 quedará para siempre en la retina de los sanmartinianos. En el Acceso Este del departamento se perdieron las vidas de 16 personas en uno de los accidentes automovilísticos más grandes que registra el Oeste argentino en la historia. Más allá del suceso, familias completas quedaron embargadas por el dolor y la resignación. Hasta hoy muchos rescatistas y vecinos que colaboraron en los primeros minutos lloran de impotencia al recordar las chapas retorcidas, el constante humo y la necesidad de encontrar una explicación coherente a la locura de un conductor que, en contramano, y a más de 100 kilómetros por hora, se llevó puesto el bus que no llegaría nunca a la Terminal del Sol de la Ciudad de Mendoza.

Se conmemoran 5 años de aquel hecho y la Municipalidad de General San Martín, en conjunto con otras entidades públicas, decidieron erigir un cenotafio para homenajear a las víctimas y canalizar el dolor de sus familiares. “Hemos trabajado mucho las familias y gestionado a muchos organismos para lograr esto. Es de vital importancia la ayuda del Licenciado Jorge Ortiz, de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud de la Provincia de Mendoza. También del Intendente de General San Martín, Jorge Omar Giménez y todo su equipo”, menciona Mónica Gautier, Esposa de Santiago Hernández.

Santiago salió de su casa, despidió como siempre a su señora y a sus hijas. Su objetivo era llegar a la Terminal de Mendoza para ingresar a una unidad de la empresa de colectivos donde hacía su habitual recorrido. Ya en el bus de la empresa Mercobus, su camino fue truncado ante la locura y el alcohol de un joven conductor brasilero. “Recuerdo ver el accidente por televisión y luego llegaron las llamadas. Fueron momentos muy difíciles. Pero con otros familiares decidimos hacer algo y hoy llegamos a éste momento”, aseguró Mónica.

Según los datos presentados por el Licenciado Ortiz, quien depuró el sueño en proyecto, explica que este sitió es “dar materialidad a la memoria y hacerla pública, visible y generar sentimientos de solidaridad y actitudes de apoyo, necesarias contra la indiferencia y el olvido”. También al ser consultado telefónicamente comentó que “estos espacios tienen una capacidad performativa y es una forma de concientizar y genera una forma de acción preventiva para que estos accidentes no vuelvan a ocurrir más”, aseguró el especialista.

Por su parte el Intendente Municipal Jorge Omar Giménez recordó aquel lamentable hecho y nuevamente solicitó a su equipo la contención necesaria para mitigar en parte ese trágico evento. “Con este espacio podremos honrar a todas las víctimas pero además buscaremos generar conciencia”, aseguró el intendente.

Fuente Prensa MGSM