El DT Lucio Ramos da las explicaciones sobre los sucesos en la cancha

El Atlético Club San Martín cayó frente a Peñarol de San Juan por 3 a 0 en la localidad sanjuanina de Chimbas. Se suspendió a los 27 minutos del segundo tiempo por agresiones al árbitro que fue parcial para el local.

Los goles en el primer tiempo, catorce minutos, con un centro que cae en el área y define Pereyra, para poner el 1 a 0. El arbitraje del señor Juan Carlos Bazan, oriundo de Catamarca fue totalmente parcial al local. El segundo gol a los 37 minutos, en clara posición adelantada, Pereyra convierte para el bohemio. El tercero, a los 26 minutos del complemento, González, deja parado a Cebreiro, y define el pleito. Cabe destacar dos claros penales para San Martín que el árbitro no cobró. Tal como lo mencionó el arquero Biasotti, siete días atrás, hubo mano negra.

Luego del tercer gol, todo fue descontrol. Los jugadores albirrojos reclamaron al árbitro y al no tener respuestas,  algunos jugadores de San Martín y locales, se fueron de manos al juez. El público de la popular local ingresó al campo de juego y dio la posibilidad de al árbitro de cortar el partido. Con el resultado puesto, San Martín se queda afuera del posible ascenso y el sanjuanino jugará la final frente a Independiente de Chivilcoy.

Por redacción.