Los asistentes a la Fiesta Nacional de la Vendimia “Tejido en tiempo de vendimia”, fueron aceptando cuadro a cuadro la propuesta, la fiesta tuvo desarrollo de menor a mayor.

Al comienzo, el color de la escenografía y de los trajes de los artistas marcaban un anticipo de lo que finalmente se logró, el público fue encontrando matices que los llevaron a involucrarse en la historia, que se basaba en un día del cosechador. En la mitad de la fiesta apareció el malambo y fue justo en ese momento, donde el público, dio su primera ovación. Otros cuadros que arrancaron ovación fue el dedicado a los inmigrantes italianos junto con el tango. Otro momento especial en la vendimia es la aparición de la virgen, pero en esta ocación si bien se interpretó el tema el público buscaba la imagen, pero el director buscó algo distinto y por último el cierre fue muy emotivo. Fue en ese momento cuando todo el teatro griego se puso de pie y premió a los artistas, que tuvieron la difícil tarea de bailar bajo la lluvia.

Por Redacción.