El 9 de agosto de 1986, la banda británica Queen dio el último concierto de su Magic Tour. Freddie Mercury brindó su último recital en vivo el 9 de agosto de 1986 en el Knebworth Park, Inglaterra.

Con la presencia de 120 mil espectadores, cantidad superior a la capacidad de espectadores que tenía el Knebworth Park, los integrantes de Queen tuvieron que llegar en helicóptero por el colapso de rutas, estaban atascados todos los caminos para llegar el escenario.

Queen había lanzado en ese mismo año el disco “A Kind of Magic” dando nombre a la gira que estaban haciendo en Europa en ese momento, llamada “Magic Tour”. La exitosa gira en el continente, que tuvo 26 conciertos en total.

Esta ultima presentación duro casi dos horas y al finalizar el concierto, John Deacon tomó su bajo y lo tiró contra los amplificadores, y Freddie se despidió de la multitud con la frase “Buenas noches, sean felices”, vistiendo una capa de Rey y una corona al son de “God save the Queen”

Luego de un año, en 1987, Mercury decidió realizarse exámenes médicos, cuando fue diagnosticado con VIH positivo, ninguno de sus fanáticos supo la causa de su alejamiento de los escenarios.

En pocos años, Freddie comenzó con deterioro físico, estaba casi ciego, y con una infección en uno de sus pies.

Mientras la prensa especulaba cada vez más sobre su posible enfermedad, Freddie se dirigió a sus fans y amigos a través de un comunicado que hizo público el 23 de noviembre de 1991. En él contó que había sido diagnosticado con VIH positivo y por qué había mantenido en privado su padecimiento y pidió que se unieran a él para luchar contra esa terrible enfermedad.

Al día siguiente falleció a los 45 años de edad por causa de una neumonía bronquial provocada por el VIH.