El 7 de febrero de 2014 un micro chocA? en la Ruta NA� 7 contra un camiA?n que iba a contramano y 17 personas murieron.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Hace exactamenteA�4 aA�os, Mendoza sufrA�aA�la peor tragedia vialA�de la historia registrada hasta ese entonces. Las imA?genes y los videos del momento fatal hablaban por sA� solas: la desidia imparable del chofer de unA�camiA?n en contramano por la ruta 7A�a mA?s de 100 kilA?metros por hora, que terminA? chocando de frente con un micro de larga distanciaA�y queA�provocA? la muerte de 17 personas.

«Fue elA�infierno, nunca vi algo igual; calculo que lleguA� enseguida, tirA� el auto a un costado y me bajA�a�?, dijo aquelA�7 de febrero de 2014A�aA�Los AndesA�un conductor que transitaba por el Acceso Este a la altura del autA?dromo de San MartA�n y que se acercA? a ayudar a los pasajeros a salir del colectivo consumido en llamas.

Al momento del choque viajaban en el colectivoA�28 pasajeros y dos choferes, quienes nunca imaginaron en su viaje desde CA?rdoba a Mendoza que el brasileA�oA�Genesio Mariano, de 35 aA�os, estarA�aA�manejando ebrioA�su camiA?n que transportaba ajo e iba en el sentido contrario. Segundos mA?s tarde, ambos vehA�culos colisionaron y el fuego arrasA? con todo: un saldo de 17 muertos, entre ellos, el conductor del camiA?n que desatA? la tragedia.

Finalmente, el caso sA?lo terminA? con unaA�condena leveA�para el uniformado JosA� Torres, que se desempeA�aba el dA�a de la tragedia en la comisarA�a 25 de GuaymallA�n.

RamA?n RA�os, otro efectivo de bajo rango -tambiA�n de esa comisarA�a- y dos operadores que trabajaban en el Centro EstratA�gico de Operaciones (CEO) tambiA�n estuvieron bajo la mira de la Justicia.

Resulta queA�varias personas habA�an alertado a la PolicA�aA�de que un camiA?n con patente brasileA�a estaba conduciendo en contramano por la ruta 7. Sin embargo,A�nada ni nadie hizo algo para frenarlo.

Entre las fallas que se detectaron acerca del accionar policial fue que dos de los efectivos se encontraban almorzando y que sus radios no tenA�an baterA�as o se estaban cargando (algo que no puede pasar, segA?n el reglamento), ademA?s deA�que el comisario de la Seccional 25 de GuaymallA�n que tenA�a que estar de servicio se habA�a ido a almorzar a su casa, ubicada en San MartA�n.

Tras meses de lucha de los familiares de las vA�ctimas fatales y de los sobrevivientes, todos fueron acusados por elA�delito de incumplimiento de los deberes de funcionario pA?blico, pero el A?nico condenado fue JosA� Torres, quien recibiA? 8 meses de suspensiA?n y $2000 de multa. El resto resultA? absuelto.

Fuente: Diario Los Andes