Tras un año de clases virtuales, más de medio millón de estudiantes de Mendoza protagonizaron la vuelta a clases para el ciclo lectivo 2021.

Tras un año de clases virtuales, más de medio millón de estudiantes de Mendoza protagonizaron la vuelta a clases para el ciclo lectivo 2021.
Los más de 500.000 estudiantes mendocinos se repartieron en las 1.300 escuelas que hay en Mendoza, entre públicas, privadas y las pertenecientes a las UNCuyo.

Según el reglamento dado a conocer por la DGE, son las propias escuelas las que decidieron los horarios y días de clases para cada grupo de estudiantes, aunque recomendaron que la alternancia sea semanal y cumpliendo horario completo. La idea es que todos los alumnos tengan la misma cantidad de días presenciales y se resguarde su seguridad y la de los docentes. Para cuidar la seguridad, se establecieron diferentes mecanismos para contener cualquier tipo de brote de coronavirus que se pueda dar en los colegios.

Asimismo, también se confirmó que todos los docentes deberán dar clases presenciales aunque no hayan sido vacunados, excepto aquellos que pertenezcan a un grupo de riesgo. Estos están autorizados a seguir dando clases virtuales. Lo mismo ocurre con los estudiantes que estén en esta situación o que vivan con personas de riesgo. Finalmente, todos los estudiantes y docentes deberán respetar las medidas sanitarias.


Vuelta a clases bajo conflicto
La vuelta a clases se dio en medio de un conflicto entre la DGE y el SUTE. El gremio docente no reconoce el aumento del 20% dado por decreto por el Gobierno y asegura que no están dadas las condiciones sanitarias para las clases presenciales. Desde la DGE señalaron que todos los docentes que se unan a la medida de fuerza perderán el ítem aula aunque se mostraron confiados en que fuese poca o nula la adhesión al paro convocado por el SUTE.

Fuente: Diario UNO