Se trata de Mauro Aguirre quien posee numerosas denuncias en su contra. Fue convencional constituyente en la reforma de 1994. De acuerdo al Boletín Oficial, debería llevar una distinción por su labor. 

En 1994 participó en Paraná de la reforma constitucional. En esa oportunidad fue propulsado por el MODIN, partido liderado por el ex cara pintada Aldo Rico. Luego de conocerse la decisión de realizar una celebración por el cuarto de siglo de aquella histórica y nueva Carta Magna, Mauro tendría derecho a recibir el galardón estipulado en el Decreto que firmara horas atrás el Presidente Mauricio Macri.

Según informaron los medios provinciales en junio de 2019, Aguirre está imputado por siete delitos que habría cometido contra dos jóvenes que en su momento tenían 18 y 19 años entre 2010 y 2015. El relato de las víctimas sostiene que formaban parte de la Agrupación Universitaria Nacional (AUN), una organización que tenía conductas sectarias.

Aguirre -según el relato de las denunciantes- era visto como el líder y ejecutaba debates con vehemencia, llegando hasta golpearse el pecho cuando quería imponer su pensamiento. La acusación sostiene que las víctimas eran citadas para una «cena de gala» en un domicilio. Para esto -siempre según la denuncia- el docente recibía la colaboración de Leandro Fontán, Lucia Fernández y Mario Codoni. Estas personas están imputadas como partícipes primarias y se encuentran libres bajo fianza.

En medio de esas reuniones, los cómplices se retiraban y dejaban a las adolescentes junto con el hombre, quien las abusaba sexualmente. Siempre según la versión denunciante. Las imputaciones son por dos abusos sexuales con acceso carnal, uno hecho similar en grado de tentativa y cuatro abuso sexuales simples. Todos estos delitos están agravados por la calidad de educador del presunto victimario.

Por redacción