En la actualidad el brote derivado de la utilización de vapeadores se está “convirtiendo en una epidemia; algo está muy mal” advirtieron diversas autoridades sanitarias estadunidenses.

Los pacientes, en su mayoría sanos, se presentan en los servicios de guardia con falta de aliento severa, a menudo luego de sufrir durante varios días vómitos, fiebre y fatiga.

Por falta de conocimiento al respecto, el tratamiento se ha complicado, a veces por la negación total sobre las sustancias reales que podrían haber inhalado por medio del cigarrillo electrónico.

“Recientemente, conocimos una publicación del director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE.UU. en donde alerta sobre una nueva patología de tipo respiratorio que afecta a jóvenes y adultos jóvenes en todo ese país, y cuyo único patrón común es el uso frecuente de vapeadores, habiéndose descartado cualquier tipo de patología infecciosa”, manifestó el médico Francisco Toscano Quilon.

Además, el cardiólogo sostuvo que “el informe indica que los casos reportados de pacientes ingresan con dificultad para respirar y dolor de pecho, y muchos de ellos tuvieron que requerir asistencia ventilatoria mecánica e internación prolongada”.

Según el especialista que forma parte de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), “los peligros asociados a la utilización de cigarrillos electrónicos ya son bien conocidos. De hecho, un editorial publicado recientemente en el Journal of the American College of Cardiology (JACC) alertó sobre esto, especialmente por la orientación que los mismos tienen hacia los jóvenes y los adultos jóvenes y la utilización de diversos saborizantes y aromatizadores para hacerlos más atractivos”.

Por su parte, el director de los CDC, Robert R. Redfield, también se refirió al respecto y fue contundente: “La gravedad de la enfermedad que experimentan las personas es alarmante y debemos difundir que usar cigarrillos electrónicos y vapear puede ser peligroso”.

Fuente: Mitre