Carlos Iannizzotto, Gerente de Acovi expresó que: “los números aquí expuestos presentan una alarma en cuanto a los resultados de margen bruto, que salvo el caso del vino blanco varietal, el resto presenta márgenes negativos.” Se conoció el nuevo informe de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas. 

Por lo que agregó además:-”En consecuencia, se observa que el sector en su conjunto se encuentra atravesando una compleja situación. Es así que desde el cooperativismo entendemos que las herramientas que propicien el asociativismo y la creación de vínculos de largo plazo entre los distintos eslabones de la cadena productiva pueden ser una alternativa, permitiendo que las crisis sean amortiguadas por toda la cadena en su conjunto, como así también que los beneficios sean aprovechados por todos los actores intervinientes. Esto permitirá que cada eslabón se plantee como un negocio sostenible en el tiempo, evitando la expulsión casi automática de pequeños establecimientos –y pequeños productores- que acentúen la concentración y extranjerización de la cadena.

Recordemos que si bien los beneficios colocan tanto al productor como al elaborador integrado en una mejor situación respecto de quien no lo está. Por su parte el Subgerente de Acovi, Nicolás Vicchi advirtió que: “se observa un incremento notable de la energía eléctrica respecto del año pasado y también de los insumos de elaboración, siendo que la suma de ambos representa más del 40% de los costos de elaboración del vino (sin materia prima) como producto primario. Es más, para el caso de varietales la suma de estos ítems supera el 50%.”

Fuente: ACOVI