Contra reloj, con negociaciones múltiples e inscripciones de partidos en las últimas horas del día, culminó el tiempo para presentar las alianzas electorales en la Justicia. El cierre fue vertiginoso y cargado de novedades. En las últimas 48 horas se modificó el escenario político y quedaron definidas las fórmulas presidenciales que competirán en las PASO el próximo 11 de agosto. Claridad después de largos días de incertidumbre.

En las elecciones nacionales se presentarán siete frentes electorales: Juntos por el Cambio, Frente de Todos, Consenso Federal, Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad, Nuevo MAS, Frente Despertar y Frente Nos.

El miércoles por la tarde Alberto Fernández y Sergio Massa cerraron el acuerdo electoral que negociaron durante tres meses y lograron conformar el frente opositor más grande que se presentará en estos comicios. Después de un café y de acercar posiciones, ambos publicaron en sus redes sociales el nombre de la nueva alianza: “Frente de Todos”.

Al dejar la reunión Massa expresó que “por consenso o con primarias” dirimirán “cuáles son las mejores fórmulas y el mejor lugar que puede ocupar cada uno”. Así dejó abierta la puerta a la posibilidad de competir en una PASO contra la fórmula Fernández-Fernández. El acuerdo se negociará en los próximos diez días. El 22 de junio es el tiempo límite para presentar las listas de candidatos.

Cambiemos ya no será el frente electoral del oficialismo, que después de la decisión de Mauricio Macri de elegir a Miguel Pichetto como compañero de fórmula mutó en el Frente Juntos por el Cambio.

La dupla del jefe de Estado con el senador peronista fue una sorpresa con alto impacto en el mundo político y en los mercados. Además, fue la forma que encontró el Presidente para ampliar la base de la coalición y dar una señal de cambio hacia el exterior en medio de la crisis económica. La jugada fue avalada por el principal socio en la alianza: la Unión Cívica Radical.

La Izquierda llevó a cabo una decisión histórica para el movimiento político. Logró acordar la unidad de los dos sectores mayoritarios y competirá con una sola fórmula encabezada por Nicolás del Caño como presidente y Romina del Plá como vice.

El acuerdo lo lograron el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST). La confluencia de partidos representa el 90% de la Izquierda, lo que le permitirá presentar candidatos en todos los distritos. La unidad fue una forma de evitar grietas y que el espacio político pierda votos.

Las expresiones de derecha también tendrán representación en las elecciones primarias. El economista liberal y candidato a presidente José Luis Espert presentó el Frente Despertar, que está compuesto por la Unión del Centro Democrático (UCEDE) y Partido Nacionalista Constitucional (UNIR).

El ex titular de la Aduana Juan José Gómez Centurión será candidato a presidente por el Frente Nos, que está compuesto por el Partido Conservador Popular y la Nueva Unidad Ciudadana (NUC). El ex combatiente de Malvinas cerró una alianza con la dirigente Cynthia Hotton, quien será candidata a diputada.

Por último, se inscribió ante la justicia electoral el Frente Patriota, que lleva como fórmula a Alejandro Biondini y Emilio Venturini e integrado por Dignidad Popular (Nacional), El Movimiento y el Frente Patriota.

Fuente: Infobae