«¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón», reza la conocida canción del cantautor Fito Paez. Es una linda frase para ilustrar el gran trabajo que están haciendo las alumnas y alumnos de quinto año de la escuela comercial 4-089 “José Manuel Estrada».

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Cristian Basín, profesor de la institución, fue el guía para que los jóvenes comenzaran desde principio de año con este proyecto solidario. El objetivo es recolectar leche, azucar, harina y otros alimentos no perecederos para el merendero de Palmira «Vengo a proponerles un sueño». Además, también piden a los vecinos de San Martín que donen ropa de abrigo en buen estado para los niños y sus familias que participan de ese espacio de inclusión.

Los alumnos, que hace poco días fueron señalados por una experiencia que desean olvidar, redoblaron la apuesta para demostrarle a todos los adultos que son capaces de hacer grandes cosas por los demás, que tienen un corazón enorme con muchas ganas de ayudar y sobre todo que antes de juzgarlos hubiese sido importante escucharlos.

Las donaciones serán recibidas en el edificio de la institución hasta este viernes 5 de julio, último día antes del receso invernal. Luego de las vacaciones, los jóvenes comenzarán a organizar un festejo del Día del Niño para regalarles sonrisas a los chicos del merendero. Quienes deseen colaborar podrán comunicarse a través del Instagram a promocomercial_19 o con algunos de los alumnos de la promo Inlezaar.

Ayudemos a los adolescentes a que puedan concretar su proyecto y que logren terminar su año con una acción solidaria que marque sus vidas para siempre.

Por redacción.