El próximo 15 de marzo, se celebra el acta constitutiva y la puesta en funciones de la primera comisión directiva de esta entidad madre que hoy es la más importante del fútbol del Este de Mendoza. Cuenta con torneos regulares en todas las categorías, árbitros profesionales y el aval del Consejo Federal del Fútbol Argentino, brazo de la Asociación del Fútbol Argentino en el interior del País.

El 8 de marzo de 1931, por iniciativa de un vecino de Rivadavia, Don Roberto Molina, nace la formación de lo que sería 7 días después la Liga Rivadaviense de Fútbol. El contexto totalmente distinto al de la actualidad, la necesidad la misma, tener un espacio de contención deportiva, recreativa y de encuentro social donde canalizar las respuestas que la política no encontraba. Fue así, que después de un par de reuniones previas, se logró convocar a una asamblea en lo que se conoció como el hotel Petit Palace. A iniciativa de Sport Club Rivadavia, los presentes, veían la necesidad imprescindible de crear una liga “foot ball”.


Con la creación de la Liga se buscó desde el inicio mantener el buen nombre y el fomento de la disciplina, al mismo tiempo de mantener activas a las instituciones deportivas de ese departamento del Este de Mendoza. Molina fue elegido como presidente de la entidad a pedido de los clubes participantes, por eso es considerado como el primer máximo referente de la entidad, que paulatinamente comenzó a tomar organicidad. El 15 de marzo, es decir una semana después, luego de cumplirse con el acta constitutiva, se pone en funciones el primer consejo directivo y con ello nace oficialmente la Liga. Desde allí fue conducido por Cesar Flores, Cipriano Arenas, Roberto Molina, Abelardo Terraza y las instituciones aportando cada una un delegado.


Hoy la entidad, cuenta con más de 30 equipos activos y más que se suman periódicamente que transitan distintos torneos y distintas disciplinas enmarcadas en el fútbol. Niños, jóvenes y adultos, de todos los géneros participan y engrandecen la entidad que cumple 90 años. Actualmente está nutrida de gente pujante, y de clubes de los departamentos del Este de Mendoza. Conducida por José “Pipo” Álvarez, en los últimos años logró posicionarse en la Asociación del Fútbol Argentino y comenzar una tarea de hermanamientos de clubes regionales con la finalidad de empoderar y prestigiar las instituciones participantes.


La Liga Rivadaviense hoy cuenta con arbitrajes federados y avalados por FADADE, cuenta con el aval del Consejo Federal del Fútbol Argentino y con la posibilidad latente, de conseguir plazas para los torneos nacionales que organiza la AFA. Año a año el torneo regular consigue incluir mayor número de equipos y la Copa del Este de Mendoza logró coronar con laureles el trabajo arduo de una institución que cuenta con 90 años de vida. Falta mucho por hacer, pero el camino recorrido ha tenido siempre saldo positivo.


En los últimos años ha sido recuperado el apoyo de los cinco municipios que conforman la Zona Este de Mendoza. También se poblaron las divisiones inferiores de todos los clubes participantes y, la organización de todos, permitió que surgiesen nuevos proyectos. La familia comenzó a poblar los estadios. Pero el 2020, el año de la pandemia, fue un inpass desde lo deportivo. Aunque la comisión de la Liga Rivadaviense de Fútbol, a través de la virtualidad, siguió activa y generando planes para 2021 y lo que sigue.

Por redacción