De pie entre las puertas 12 y 13 del Aeroparque Jorge Newbery, en el sector en el que casi siete meses atrás los pasajeros se sentaban a esperar el llamado para embarcar, los ministros de Transporte, Mario Meoni, y de Turismo, Matías Lammens, anunciaron el regreso de los vuelos regulares de cabotaje y de los servicios terrestres de larga distancia, suspendidos desde marzo como medida preventiva para contener la expansión del Covid-19.

En una primera etapa estos servicios podrán ser utilizados solo por trabajadores esenciales y personas que deban trasladarse por cuestiones de salud más un acompañante en caso de que sea necesario. Según anticiparon los funcionarios, la posibilidad de ampliar los vuelos a turistas y pasajeros en general se dejará para más adelante, con la intención de que se concrete antes de fin de año.

Meoni dijo que la resolución ya está escrita y que se publicará en el Boletín Oficial mañana o el viernes, pero anticipó que el restablecimiento de los vuelos de cabotaje «no será inmediato» y dependerá de la demanda que tengan las empresas y de la voluntad de las distintas provincias. Según detalló, ayer todos los gobernadores y gobernadoras fueron notificados formalmente del reinicio de los servicios de larga distancia y el Gobierno nacional espera ahora su «devolución».

La Nación.