Juan José Aranguren, actual ministro de Energía de la Nación, es otro de los funcionarios vinculados a los Paradise Papers.

Según la investigación desarrollada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), Aranguren fue director de al menos dos empresas radicadas en una jurisdicción secreta, una de ellas, la principal adjudicataria por la compra de gasoil por parte del actual gobierno Nacional.

Entre abril y septiembre de 2003, Aranguren aparece vinculado a Shell Western Supply and Trading Limited, una subsidiaria de Royal Dutch Shell PLC, radicada en Barbados. También, figura como director de Sol Antilles y Guianas Limited, otra filial de la petrolera anglo-holandesa, entre mayo y julio de 1996, según publicó el diario Perfil.

Shell Western Supply and Trading se quedó con siete cargamentos de gasoil licitados por CAMMESA en abril de 2016, empresa que depende del ministerio de Aranguren.

“Fue la (compañía) que ofertó el precio más conveniente para el Estado” dijo Aranguren sobre la operación, que rondó los 150 millones de dólares. El ministro admitió que se vincula con la intención de pagar menos impuestos y aseguró que se trata de una práctica habitual de las multinacionales. “Muchas tienen domicilio en países que se caracterizan por aplicar un régimen tributario favorable. No tenemos constancias de que existan limitaciones legales en el comercio internacional para operar con empresas de esas características” explicó.

Además, Aranguren se desligó de la compra de gasoil por parte de CAMMESA: “La operación fue realizada por YPF en el marco de un Acuerdo de Gestión celebrado en el año 2012 y sucesivamente prorrogado, conforme al cual es la empresa petrolera argentina quien realiza la convocatoria a los diversos proveedores a presentar ofertas, estipula las condiciones generales para la contratación y realiza la evaluación de las propuestas. La Secretaría de Energía sólo gestiona el procedimiento de pago”, expresó.

Fuente: Diario Perfil