Con goles de Lautaro Martínez y Sergio Agüero, la Argentina clasificó a cuartos de final de la Copa América Brasil 2019. Porto Alegre fue la primera sede donde consiguió los tres puntos. El próximo duelo será en el imponente estadio Maracaná de Rio de Janeiro frente a Venezuela.

Costó para encontrar un equipo que jugara en colectivo y no con individualidades. También costó para que los jugadores argentinos lograran batallar contra lo psicológico pero lo lograron. A los cuatro minutos Lautaro Martínez que a pesar de las diferencias con el técnico Scaloni lo contó desde el inicio, logró una joyita de gol que envalentonó los más de 20.000 fanáticos que viajaron hasta Porto para vivir el duelo decisivo de fase. El primer tiempo no resultó cómodo pero logró el pitido final del árbitro chileno Julio González.

El segundo tiempo comenzó dificil para la Selección que encontró un esquema de juego tranquilo tras la incorporación de Acuña que lo proyectó hacia adelante. Fue en el minuto 82 cuando el Kun Agüero logró la jugada que lo consagra en el fútbol europeo pero que siempre le fue esquivo con la celeste y blanca. Pase de Dybala desde la mitad de la cancha conecta al nueve que corre desde la derecha tres cuartos de cancha y cambia el palo del arquero Al Sheeb que nada puede hacer.

Con el resultado puesto y la victoria de Colombia sobre Paraguay en Salvador de Bahía, Argentina, se mete en cuartos de final y se medirá con el equipo bolivariano el próximo viernes a las 16 horas en Río de Janeiro. En caso de conseguir el pase a semi viajará nuevamente al Mineirao de Belo Horizonte para llegar a una potencial final nuevamente al Maracaná. Pero eso es futurología y el presente marca que Argentina tiene que festejar la agonía de una clasificación con poco fútbol.

 

Por redacción.