El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció que el Gobierno propuso “al FMI iniciar el diálogo para reperfilar los vencimientos de deuda”.

Es decir, señaló que la Argentina le propondrá a la entidad de crédito internacional una renegociación de su deuda, uno de los reclamos elevados por los equipos económicos de la oposición durante la campaña electoral.

“Hay que acordar entre todas las fuerzas políticas una campana protectora sobre el sistema financiero y cambiario, no por el mercado, sino por las familias de ingresos medios y bajos”, dijo el funcionario.

1. “Extender los vencimientos de la deuda de corto plazo, donde la refinanciación de pasivos aparece condicionada por la incertidumbre electoral, tanto en pesos como en dólares, Letes y Lecaps, solo para los inversores institucionales. No para las personas humanas, que cobrarán la totalidad de sus acreencias en su vencimiento, en tiempo y forma, en la moneda prevista”. 

2. “Vamos a elevar a consideración del Congreso un proyecto de ley que provea las herramientas para promover una extensión voluntaria de los plazos de la deuda bajo jurisdicción local, sin quita de capital ni de intereses“.

3. “Iniciar un proceso de extensión de plazo de los bonos bajo legislación extranjera, bajo las llamadas cláusulas de acción colectiva, con el mismo fin de extender los vencimientos sin quitas de capital ni intereses, afín de completar un perfil financiero menos exigente para el período 2020-2023“.

4. “En estos días visitó al país una misión del FMI, además de haber cumplido con todas las metas fiscales y monetarias por parte del Gobierno que está en curso, y para  dar continuidad al acuerdo vigente, hemos propuesto a ese organismo, y fue una de las sugerencias que recibimos de las fuerzas de la oposición, iniciar el diálogo que deberá concluir en el próximo mandato para reperfilar los vencimiento de deuda“.

Por su lado, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, destacó que las medidas anunciadas por Lacunza “priorizan el uso de las reservas internacionales para preservar la estabilidad monetaria y financiera, aún cuando ello implique postergar el pago a los grandes inversores de deuda pública”.

“El Banco Central continuará utilizando una política monetaria restrictiva y las intervenciones cambiarias como instrumentos centrales para moderar la volatilidad nominal. El compromiso del Banco Central es con los argentinos. Seguiremos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para contener la volatilidad nominal y garantizar en forma sostenible la estabilidad del sistema financiero”, explicó.

Esta mañana, el Banco Central anunció que decidió limitar el crédito en pesos a los grandes exportadores con la intención de forzarlos a liquidar divisas de sus ventas al exterior. La entidad hoy vendió 367 millones en seis subastas (más USD 60 del Tesoro), pero igual el dólar subió 3,4% a $60 en el Banco Nación y otras entidades que lo vendieron hasta $61.

Al mismo tiempo, se comunicó que finalizó esta tarde la visita del Fondo Monetario Internacional a la Argentina. Según pudo saber, la revisión técnica de la que depende el desembolso de USD 5.400 millones se realizará “en unos días”, según fuentes oficiales que aseguraron no tener más detalles por el momento.

Fuente: Infobae