En el estadio Longjiang de Nanjing, República Popular de China, el elenco nacional ganó en un agónico tiempo extra ante la Selección de Angola por 4 a 3. A diferencia de otros encuentros se lo vió al elenco albiceleste muy extenuado, aunque lucieron las individualidades de Martín Platero y Lucas Ordóñez. En tanto el mendocino Valentín Grimalt tuvo gran protagonismo en mantener la diferencia.

Cerca del mediodía de Argentina se conocerá el rival de semi finales que surgirá del duelo deportivo que disputen Mozambique y Portugal, ambas selecciones con buenas perfomance en este mundial de mundiales en la República de China.

El partido siguiente será mañana a las 7.30, hora Argentina.

Por: Rolo Moreno