La clase pública se realizó en la tarde de ayer en la plazoleta Yrigoyen y contó con la presencia de docentes, estudiantes y la rectora de la institución Laura Soto.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

En la misma se explicó cómo se viene dando hasta ahora la lucha por la defensa de la educación pública.

Esta clase fue parte de una medida que se tomó en la asamblea llevada a cabo días atrás en el Instituto. Todo esto como rechazo de la Resolución N° 2010 que publico la DGE hace unas semanas en la cuál se detalla una serie de condiciones por las cuales queda sujeta a análisis la situación de cada propuesta educativa por parte de la Coordinación General de Educación para la formación docente y técnica de estos Institutos.

Dicha resolución dictamina que aquellas carreras que cuentan con matrícula reducida o que no tienen condiciones edilicias acordes no abrirán una nueva cohorte en 2019.

Según los que asistieron a la clase pública, fue la primera para muchos de los estudiantes allí presentes.

En medio de la actividad, recibieron un llamado desde la institución, en donde les comunicaban que estaban siendo auditados por personal de la DGE.

Por Redacción