La Administración Nacional de Medicamentos (ANMAT) suspendió de manera preventiva y ordenó el retiro del mercado de todos los medicamentos que tengan como principio activo la ranitidina, un principio activo usado en fármacos para el tratamiento de problemas gástricos, como úlceras.

Los laboratorios titulares de certificados deberán proceder al retiro del mercado de todas las unidades en un plazo de 30 días corridos y tendrán que presentar ante el Instituto Nacional de Medicamentos la documentación respaldatoria correspondiente.

En la resolución difundida este jueves, la ANMAT explicó que la suspensión obedece a que están estudiando la presencia de una molécula en estos medicamentos que fue prohibida por la Unión Europea y, aunque no lo menciona, también por la FDA estadounidense. La molécula en cuestión es N-nitrosodimetilamina (NDMA) y tiene aparentes consecuencias cancerígenas en determinadas dosis, aunque no quiere decir esto que la Ranitidina provoque una enfermedad, sino que están estudiando las consecuencias.

La impureza NDMA, un subproducto de la ranitidina, se usa para tratar úlceras; reflujo gastroesofágico, una condición en la que el reflujo del ácido del estómago provoca pirosis (calor estomacal) y lesiones en el tubo alimenticio (esófago); y en aquellas condiciones en las que el estómago produce demasiado ácido.

En los recientes estudios, mencionados por la ANMAT, se explica: «La NDMA se encuentra clasificada como un probable carcinógeno humano sobre la base de estudios en animales y que se encuentra presente en algunos alimentos o en algunos suministros de agua, pero no es esperable que ocasione daño cuando se ingiere en muy bajas concentraciones». Se agrega que si bien en el monitoreo de 2019 no se encontraron evidencias suficientes de un posible perjuicio a la salud, esta vez, tendrán que revisarlo.

Fuente: Elsol