La obra es la primera de un plan global para refuncionalizar integralmente el Sistema Cristo Redentor. Tiene un plazo de obra de 30 meses y una inversión de $3.000 millones.

El ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, junto a la titular de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez, recorrieron las tareas que se realizan en la nueva traza de la ruta nacional 7, tramo San Martín, intersección de las rutas nacionales 7 y 40, en la sección variante Palmira.

La obra avanza a buen ritmo y generó 250 puestos de trabajo de forma directa. En este momento, los obreros realizan movimientos de suelo, compactado de tierras de la nueva traza e instalación de alcantarillas.

“Es una obra muy importante, que incluye la construcción de 140 alcantarillas y 20 puentes en los casi 40 km de extensión que tiene y con una perspectiva de generación de mano de obra directa que llegará a 500 puestos laborales en la curva de mayor ocupación. Ahora, estamos observando las tareas sobre el puente de la ruta 14, uno de los 20 puentes que mencioné anteriormente. Me alegra ver cómo se concreta una obra que permitirá que los 1.000 camiones que diariamente circulan por el Gran Mendoza para cruzar  a Chile por el sistema Cristo Redentor puedan ser desviados y de esa forma reducir el impacto vial”, explicó Kerchner.

La variante Palmira es una inmensa obra de infraestructura vial, que evitará que el intenso tráfico internacional de camiones y vehículos pesados atraviese la zona urbana de la ciudad de Mendoza. Reducirá significativamente los tiempos de viaje, al acortar 16 km de camino, mejorará  los accesos a la capital provincial y minimizará la afectación de las áreas cultivables. Además, permitirá que se desarrollen zonas hoy abandonadas.

En total, el proyecto consiste en la construcción de 38 km de nueva autopista entre el oeste de San Martín (RN 7) hasta Agrelo (RN 40). A lo largo de su paso, la variante conectará rutas provinciales, vías ferroviarias, el río Mendoza y un camino interno de servicio, perteneciente al yacimiento Barrancas de YPF. Entre las tareas más complejas, se destacan la adecuación de banquinas y la construcción de 20 puentes.

La titular de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez, detalló: “Esta es la primera obra del megaplán para invertir en el Corredor Cristo Redentor más de 700 millones de dólares. La segunda es la repavimentación entre Potrerillos y Uspallata, que fue licitada esta mañana y generó una gran cantidad de oferentes. Además, el 26 de octubre en Potrerillos abriremos dos licitaciones más. Una es la  protección de laderas desde Uspallata hasta el túnel y la otra la denominada ruta segura, que va desde Aguas del Pizarro a Potrerillos e incluye terceros carriles de sobrepaso y pavimentación de banquinas”.

Agregó Gutiérrez: “Este paquete de obras nos habilitará a la licitación más grande, que es la ampliación del túnel Caracoles y la construcción de las conexiones con el Cristo Redentor, lo que nos va a permitir la otra gran licitación, la reparación del túnel Cristo Redentor. Nos están faltando dos licitaciones para cubrir las inversión de 700 millones de dólares, que son las rectificaciones tanto de la curva de Guido como de la curva de la Soberanía, tramos muy peligrosos y que generan muchos accidentes”.

Fuente: Prensa Mendoza