Los cuarteles de Bomberos Voluntarios de la provincia se encuentran alarmados por el impacto de los aumentos en los Servicios Públicos.

El cuartel ubicado en el Challao recibió una boleta de luz de alrededor de los 12 mil pesos y al no tener como cubrir el gasto, comenzaron a recolectar dinero para poder hacerle frente.

Otro caso fue el de los uniformados de Luján de Cuyo, a quienes les llego una voleta de 17 mil pesos de luz. Sólo el pasado mes gastaron $27 mil en combustible.

A diferencia de cualquier institución, los cuarteles de Bomberos no pueden cerrar de noche para bajar el consumo de electricidad, se encuentran al servicio de la comunidad las 24 horas del día, de lunes a domingo.

Por este motivo es que le proponen al Gobierno de la provincia, tener una visión de responsabilidad social y piden su colaboración para los gastos fijos, ya que con los aportes de los municipios y la Nación no alcanza.

Aseguran los mismos, que si no aparece alguna ayuda extra, la actividad tenderá a desaparecer.

Por Redacción