La fiscal Gabriela García Cobos ordenó el allanamiento de la vivienda de la que -según la denuncia- salió una chica pidiendo ayuda y diciendo que la tenían encerrada. Las acusaciones contra el «Cacano» Cabanillas son varias, y van desde lesiones a abuso sexual simple. Lo trasladaron a una comisaría.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Alejandro Cabanillas, alias «Cacano», quedó detenido este sábado luego de un allanamiento ordenado por la fiscal Gabriela García Cobos. La situación del conocido empresario de la noche mendocina se complicó el miércoles, cuando una mujer de unos 25 años le pidió el teléfono a una vecina de Chacras de Coria y denunció, en una desesperada comunicación con el 911, que había pasado más de una semana cautiva en una propiedad vinculada al hombre.

A partir del llamado se abrió una investigación, se identificó a la presunta víctima y se tomaron testimoniales. La pesquisa avanzó con participación de la Policía de Mendoza pero también de la Justicia Federal, ya que se analiza la posible existencia de trata de personas.

Vértigo
El miércoles, cuando se recibió el llamado al 911, vecinas se reunieron en las inmediaciones de la vivienda señalada para exigir que se aclarara lo ocurrido. Entonces salió otra mujer que protagonizó algunos incidentes.

Este sábado, finalmente, fuentes del Ministerio de Seguridad confirmaron que el «Cacano» fue ubicado en el domicilio de uno de sus hijos -sería la misma casa de la que escapó la muchacha- y trasladado a una comisaría. En las próximas horas podría ser llevado a un penal.

En la decisión puede haber pesado el testimonio de personas que se presentaron a declarar en las últimas horas. Cabe destacar que no es la primera vez que Cabanillas está inmerso en un escándalo. Tiempo atrás, otra joven oriunda de Santa Fe lo acusó de haberla maltratado luego de que ella llegara a Mendoza creyendo que se integraría como «pasante» en un bar.

Fuente: MDZ