El fiscal Carlos Torres, encargado de investigar el caso que dejó sin vida a Alan, otorgó el día de ayer la prisión domiciliaria al imputado, por Homicidio Simple con dolo eventual. Esto causó dolor y asombro por parte de su familia.

Cabe recordar que Alan tenía 21 años y fue atropellado en el Acceso Sur por Alejandro Verdenelli, oriundo de la zona Este, el 26 de agosto. El trágico hecho ocurrió cuando el joven salía de trabajar de una pizzería de la Barraca. En ese momento, el imputado escapó tras embestir a la víctima.

Andrés Villouta, padre de Alan, se habría acercado esta mañana al Palacio Judicial a pedir explicaciones al fiscal, ya que asegura que no fueron informados de la decisión.

El imputado, fijó su fianza por un millón y medio de pesos y se encuentra desde ayer con prisión domiciliaria con una tobillera electrónica. La decisión surgió luego de que el fiscal diera el veredicto que habría asegurado que no hubo riesgo de fuga, como tampoco procesal, es decir, el de entorpecer la causa.

Por Redacción