El dolor de espalda o lumbalgia que persiste más de tres meses puede deberse a una enfermedad reumatológica.

El próximo 15 de diciembre se llevará a cabo una jornada libre y gratuita en el Salón de Usos Múltiples del Hospital Luis Carlos Lagomaggiore, donde especialistas dictarán charlas sobre  espondiloartritis axial y se podrá detectar a pacientes que la sufran.

La misma contará con cuestionarios y evaluaciones a pacientes que tengan sospechas de dicha enfermedad, en consultorios externos del hospital de 8.30 a 12 horas.

Cabe remarcar, que la espondiloartritis axial es una enfermedad que afecta tanto a hombres como a mujeres en todo el mundo que se caracteriza por provocar dolor recurrente en la espalda baja, conocida como lumbalgia. En tanto, cuando el dolor persiste más de 3 meses en personas menores de 45 años, se aconseja acudir al reumatólogo para descartar o confirmar si posee o no la misma. Es por esto, que por su inflamación en articulaciones generará puentes óseos entre las vértebras y en las sacroíliacas, y una importante limitación de la movilidad espinal.

Por lo tanto, si los pacientes no se diagnostican a tiempo y no reciben el tratamiento indicado por el especialista, el avance de la enfermedad afectaría la vida del mismo, con probabilidad de causar discapacidad.

Se trata de una enfermedad que es desestimada, por confundirla con dolores producto de las malas posiciones, esfuerzos o movimientos bruscos lo que lleva, entre otras cosas, al diagnóstico tardío.

En tanto, la Doctora María Eugenia Lara, reumatóloga del Hospital Luis Carlos Lagomaggiore, explicó; “es importante que se tenga en cuenta al reumatólogodentro de los especialistas que evalúan “el dolor lumbar”, para poder acortar el tiempo de diagnóstico de estas enfermedades inflamatorias”

Para llegar al diagnóstico de manera temprana, es primordial identificar el malestar y acudir al especialista. “Cuando el dolor es inflamatorio, tiene la particular característica de producir dolor por la noche, que incluso puede llegar a despertar al paciente mientras duerme, mejora cuando uno hace ejercicio y empeora con el reposo. Frente a la presencia de dolor lumbar de estas características, sería oportuno consultar con un reumatólogo”, detalla la Dra. Ana Carolina Curti, reumatóloga del Hospital Luis Carlos Lagomaggiore.

Frente a la presencia de dolor en la zona baja de la espalda, que aparece por primera vez cuando la persona es joven (menor de 45 años) y que se vuelve recurrente, es recomendable la visita con celeridad al médico reumatólogo para descartar o diagnosticar la enfermedad. Si bien no puede prevenirse, el tratamiento de la enfermedad permite que el paciente pueda realizar su vida normalmente.

El principal riesgo asociado al diagnóstico tardío es no acceder a un tratamiento adecuado. “A medida que la enfermedad avanza se produce pérdida de la flexibilidad de la columna.  Las caderas, al inflamarse, también pueden perder su movilidad y dificultar la marcha de la persona. El curso de la enfermedad es variable, aproximadamente el 30% de los pacientes sufren deterioro funcional severo”, asegura la Dra. Cecilia Castel del Cid, reumatóloga del Hospital Luis Carlos Lagomaggiore.

Por Redacción