Este fin de semana, miles de mendocinos decidieron cruzar al país vecino para recibir el Año Nuevo en sus costas. Por lo tanto, la espera en la Aduana chilena se extendió a tres y cuatro horas.

Según se informó desde  fuentes de Gendarmería Nacional a diversos medios; una gran cantidad de vehículos se colmó de paciencia durante la madrugada en la ruta internacional, para iniciar los trámites necesarios.

En tanto, las cabinas externas (16),  trabajan al límite y con rapidez, pero las esperas no pueden evitarse y llegan a las tres y cuatro horas.

Cabe destacar que se está brindando atención alrededor de 300 autos por hora.

Fuente: Diario El Sol