A días de la llegada del papa Francisco al país vecino, ya existe una revolución tanto en el país trasandino como en la provincia de Mendoza.

Cabe remarcar que no solamente mendocinos cruzarán al mismo para apreciar la presencia del Sumo Pontífice, por lo que las autoridades continúan impulsando diversas medidas para que el paso Internacional no se convierta en un verdadero caos.

Por lo tanto, desde hace  varios meses se prevé aumentar la capacidad de atención en Los Libertadores, inclusive extendiendo durante las 24 horas la apertura de las cabinas. Aunque aún, no se había oficializado hasta el momento la cantidad de espacios que se agregarían a la actuales y cómo se manejaría el servicio.

Según se informó desde el personal de Pasos Fronterizos a diversos medios; a partir del día 10 en adelante y hasta el 20 aproximadamente, es decir mientras dure el operativo por la llegada del Papa, se trabajará con una máxima capacidad. Serían 26 casillas, de las cuales una parte importante estarían destinadas a micros y otra parte para vehículos particulares», argumentó, Osvaldo Valle, vocero de Gendarmería Nacional.

En tanto, la idea que se aplicará es que en los próximos días se mantengan 16 puntos de atención durante las 24 horas. Eso, según Valle, servirá para agilizar el cruce internacional. “Se pudo observar en estos días, cuando después del mediodía la acumulación fue disminuyendo y a partir de la 15 o 18, cuando no había más de 30 o 40 minutos de espera, teniendo en cuenta que la atención era solo de 8 a 20”, concluyó el vocero.

Las 16 cabinas quedarán fijas durante las 24 horas y se sumarán en variados momentos del día, durante la visita del Papa, por lo cual serán otros 10 puntos que brindarán atención para lograr descomprimir los trámites en el complejo.

Esto sería sólo para ingresar a Chile. Para la vuelta, aún no se existe plan alguno para evitar que se disminuya el gran embudo causante por la visita del Papa Francisco.

Encapsulamiento

Una de las medidas que se propuso desde el Gobierno de la provincia, es  es el encapsulamiento, esto consistirá en filtrar el paso de vehículos en Uspallata y en Potrerillos, liberando grupos de a 300, que es la capacidad promedio que se atiende por hora en Los Libertadores. En tanto, Gendarmería cree que será una medida con resultado exitoso.

En fin, el próximo viernes 5 de enero comenzará el encapsulamiento del Gobierno mendocino y desde esa misma fecha, personal de Pasos Fronterizos empezará con las 16 cabinas de atención las 24 horas. Se estima un buen ritmo para cruzar al país vecino.

Fuente: Diario Los Andes