Entre el 12 y el 13 de diciembre se realizarán las audiencias públicas para discutir la estructura de costos que tienen las empresas prestadoras del servicio de transporte público urbano y de media distancia. 

Las compañías pidieron un incremento del 30% en función de la subas del costo por kilómetro recorrido, pero será el Gobierno de Mendoza el que determine cuánto se ajustará el boleto y cuánto subsidiará.

Según el informe que las empresas presentaron ante el Ente de Movilidad Provincial (EMOP), en los primeros días de noviembre el costo por kilómetro recorrido fue de entre $ 68,80 y $ 76,14, mientras que en la presentación anterior (mayo de 2018) las mismas empresas habían establecido esos valores entre $ 53,49 y $ 57,97.

La diferencia de un punto a otro es del 30% y si el Gobierno utiliza ese parámetro para determinar el nuevo precio del boleto, el mismo pasaría de los actuales $ 11 a $ 14,30.

Sin embargo hay otros puntos a tener en cuenta. Uno de ellos es que a principios de año, cuando se estableció el último incremento del boleto, el kilómetro recorrido costaba, según las prestadoras del servicio, entre $ 39,64 y $ 42,57. Es decir que desde febrero hasta hoy el costo de las empresas de micro aumentó 70%.

Estas subas no implican un aumento directo del costo del boleto, pero si son los valores que tendrá que considerar el Gobierno a la hora de evaluar cuánto puede subsidiar y cuánto tendrá que asumir el usuario del servicio.

Anteriormente, el titular del Emop, Carlos Matilla, indicó que el Ejecutivo provincial tiene la potestad de definir el precio del boleto y tanto ellos como las empresas sólo calculan las variaciones en las estructuras de costos. En tanto, desde la Secretaría de Servicios Públicos, prefirieron no emitir opiniones y aclararon que “hasta después de la audiencia no se podrá dar un valor”.

El factor inflación

El cálculo anterior implica una suba similar a la que estableció el Gobierno este año, si se tiene en cuenta que en 2018 el boleto subió casi un 40%, pasando de valer $ 8 en febrero de 2017 a los $ 11 que se pagan actualmente y que rigen desde febrero de este año.

Sin embargo, si se tuviera en cuenta la inflación acumulada de 2018, que a octubre ya supera el 45%, el boleto podría estar en torno a los $16. En cambio, si el valor se adecuara a las variaciones entre la estructura de costos presentada a principios de año, contra la última presentación de noviembre, el precio se acercaría a los $ 19.

Fuente: Los Andes