Daiana Ramirez logró reunir el dinero que necesitaba para viajar a Buenos Aires y realizar la cirugía. La historia de la joven sanmartiniana despertó la solidaridad de los mendocinos y la ayuda de muchos fue fundamental para que pueda ser operada de un cáncer de útero. 

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

San Martín es solidario, sus vecinos se unen en pos de un bien común y los resultados suelen ser maravillosos. Hay antecedentes de innumerables casos. Hay muchas historias que contar, algunas de ellas trascendieron fronteras y siguen en el recuerdo. Un ejemplo es el caso Gabino Beningazza, quien en el 2010 sufrió un accidente en el festival San Martín Rock y a partir de ahí se organizó una campaña solidaria para su tratamiento. Otro conocido fue el de Lucas Suárez, quien padece de atrofia muscular y necesitó ayuda para realizar su tratamiento.

Además de las campañas solidarias que se hacen por un fin específico, también existen en San Martín grupos solidarios. Lejos de los colores políticos y las religiones hay personas que se reúnen para ayudar desinteresadamente, son el caso de Cadena de Favores y Cadena de Relevo, por ejemplo.

Hay que animarse a ayudar. «Hoy por tí y mañana por mí», como dice el dicho.

Por redacción.