El Otkrytie Arena es el único de los doce estadios mundialistas en donde el gobierno ruso no tuvo que desembolsar dinero alguno, ya que su construcción la financió el multimillonario Leonid Fedun, presidente del Spartak de Moscú, club dueño de este escenario.

Cuando reciba a las diversas selecciones, entre ellas a ocho de diferentes países durante los partidos de la ronda de grupos, tendrá menos de cuatro años de haberse inaugurado; su fecha de apertura oficial fue el 5 de septiembre del 2014.

Pertenece al equipo de fútbol Spartak de Moscú y su construcción se realizó en el terreno donde antes se localizaba el aeródromo de Tushino.

Sede: Moscú

Nombre del escenario: estadio Otkrytie Arena o estadio del Spartak

Capacidad actual: 45.000 espectadores

Año de construcción: entre 2010 y 2014