Eugene Bostick de Fort Worth, Texas, construyó un tren improvisado para pasear a sus perros rescatados, el tren de perros hecho en casa lleva varios perros callejeros rescatados a dar divertidos paseos por el barrio y también van de excursión a los alrededores.

El hombre de 80 años de edad, dice que nunca planeaba dedicar sus años de oro para ayudar a las mascotas necesitadas, pero sintió que era su deber a causa de la crueldad de los demás.

Eugene dijo, “Vivimos abajo en una calle sin salida, donde mi hermano y yo tenemos un establo”. “La gente a veces viene y abandona a los perros aquí, dejándolos morir de hambre. Así que empezamos a alimentarlos, los cuidamos, llevamos al veterinario para conseguir esterilizarlos o castrarlos. Hicimos un lugar para que vivan”.

Con los años Eugene ha ayudado a un sinnúmero de perros abandonados. Pero más que mantenerlos a salvo, él ha encontrado una manera adorable de mantenerlos felices.

Estos perros tienen un espacio grande para correr y jugar en la granja de Eugene, pero él pensó que sería bueno poder llevarlos en pequeñas excursiones a otros lugares también. Así que se inspiró y construyó este tren tan creativo para pasear a sus perros.

“He visto a este tipo con un tractor y carros atados detrás, de los que se usan para retirar rocas. Pensé que sería un buen tren para perros. Soy un buen soldador, así que cogí unos barriles de plástico, les hice agujeros, les puse ruedas y los coloqué uno tras otro”, mencionó.

Fuente: The Dodo