Los trabajadores no aceptaron los despidos emitidos por la empresa y tomaron la planta ubicada en la provincia de San Luis.

La fábrica Cidal (Compañía Industrial de Artículos de Látex) que producía en nuestro país las clásicas bombitas de agua Bombucha, los preservativos Camaleón y Exotic cerró sus puertos dejando a 65 familias sin trabajo.

Pese a esta decisión tomada por la empresa, los trabajadores se negaron a aceptar la decisión acerca de los despidos y tomaron la planta ubicada en San Luis.

La empresa de látex adeudaba salarios, quincenas, aguinaldos, aportes jubilatorios y ART a los trabajadores despedidos, los mismos que tomaron la planta en seguridad de su fuente de trabajo.

La fábrica venía con problemas “desde hace tiempo” para abonar los salarios en tiempo y forma y este año dejaron de comprar insumos para producir, describió el vocero de los trabajadores.