El aumento fue decidido por YPF, y rondará el 6%. La nafta más cara en Mendoza pasará a costar más de $26. 

El alivio por la baja en los precios de las naftas duró poco, ya que el 1,5% que disminuyeron los precios se vio eclipsado rápidamente por la suba de 6% que YPF aplicó a sus combustibles a partir de hoy.

Con la baja de 1,5%, la nafta Infinia de esa petrolera había bajado a $24,79, pero ahora llegará a $26,27.

Un mes antes de esa fecha, el ministro de Energía y ex presidente de Shell, Juan José Aranguren, había anunciado que el Gobierno dejaría de regular los combustibles y que, por lo tanto, el precio sería producto de los vaivenes de la «mano invisible» del mercado.

Durante ese anuncio, el funcionario había vaticinado que el reacomodamiento automático del valor de las naftas llevaría el precio a la baja. Sin embargo, en último mes se elevaron las variables de los precios internacionales del crudo y ello impactó en los surtidores.

La nueva suba de los combustibles será la cuarta en lo que va de 2017: el primer incremento fue del 8 por ciento aplicado en enero, mientras que el segundo fue en julio, de entre 7 y 8.

Por Redacción