La mujer buscaba que la nena de 2 años permaneciera con la familia cuidadora.

La familia cuidadora de una menor de 2 años debía entregarla a sus adoptantes este viernes, pero la madre biológica de la menor interpuso una medida judicial para evitar que esto ocurriera.

Según indicó a El Sol la abogada de la madre, la mujer buscaba que la nena se quedara con la familia cuidadora. Finalmente, el fallo estableció este mediodía que la menor debe ser entregada a su nuevo grupo familiar.

La historia

La madre biológica tuvo una hija hace 2 años, pero la menor quedó en situación de adoptabilidad. En esa instancia intervino como intermediaria la Asociación Voluntarios de Mendoza (Avome) para que una familia cuidadora previamente seleccionada por la institución cobijara a la bebé. Desde entonces, la niña vive en ese hogar.

“Llama papá y mamá a quienes la cuidan y a las hijas del matrimonio les dice hermanas”, contóla abogada Valeria Asensio, quien representa a la madre de la niña.

Durante el año y medio en que la menor ha estado bajo los cuidados de esta familia, forjó un “vínculo afectivo súper sólido y estrecho”, aseguró la letrada.

La madre biológica apareció en la vida de la pequeña hace ya un tiempo. “Se encontró con la menor y su familia cuidadora por casualidad y a partir de allí empezó a visitarla y se dio cuenta lo bien que está su hija con este matrimonio», agregó Asensio. Frente a esto, la madre biológica “no quiere que su hija sea separada de la familia cuidadora”.

La abogada de familia Valeria Asensio presentó este viernes en el juzgado de familia a cargo de Natalia Vila una medida de «no innovar».

“Es una medida precautoria de no innovar sobre el estado de la menor para que continúe con la familia de guarda”, indicó la representante legal de la madre de la menor.

La abogada remarcó que desconoce si la madre buscará la tenencia plena de la menor. “Aún no sé qué va a querer hacer. Por ahora, quiere que se quede con la familia cuidadora”.

Sin embargo, la menor está en “estado de adoptabilidad”. Esto habilita para que figure en los listados del Registro Único de Adopción de la provincia. De hecho, ya tiene una familia adoptante designada y que esperaba recibirla este viernes a las 9, pero el encuentro se vio interrumpido por la medida judicial impuesta.

Finalmente, la magistrada Natalia Vila, a cargo del juzgado a donde se presentó la medida, falló en contra del pedido, por lo que ahora se deberá coordinar un nuevo día y hora de entrega de la niña a su nueva familia.  

Fuente: Diario El Sol