Imágenes angustiantes se registraron en la base naval minutos antes de la conferencia, tras anunciar la confirmación de una explosión en el submarino. 

Minutos antes de que comenzara la demorada conferencia de prensa de la Armada, se veía a los familiares tirarse en el piso, llorar desconsoladamente, descontrolarse en una mezcla de dolor y furia. Todo esto sucede mientras el vocero de la Armada Enrique Balbi iniciaba el parte y confirmaba que hubo una explosión en torno al submarino ARA San Juan.

Un familiar, luego del comunicado salió a y expresó ante los periodistas que «fue una explosión» y que «están todos muertos».

«Los mataron. Mataron a mi hijo!», gritó el padre de unos de los submarinistas que, junto con su hijo, salió a toda velocidad en un auto de la base naval. «Se roban la plata los jefes, por eso. En otro de los vehículos que salieron de la base viajaba una mujer que repitió:  «Nos mintieron, nos mintieron», dijo.

 

Visiblemente exaltado, tras recibir la notificación por parte de la Armada respecto de que hubo un «evento consistente con una explosión» el miércoles 15 de este mes, cuando se perdió contacto con el submarino, los parientes de los tripulantes se abrazaron afuera de la base naval y estallaron en llanto. Inclusive, una ambulancia tuvo que llegar al lugar para asistir a uno de ellos.

Por Redacción