El Instituto de Rehabilitación e Integración del Discapacitado (IRID), del departamento de Rivadavia, está pasando por una situación económica grave debido a la falta de pagos por parte de las obras sociales. Los familiares de quienes asisten a la institución piden respuestas urgentes.

El programa Incluir Salud (ex PRO-FE), y las obras sociales OSEP, OSPAT, OSPAV y OSPELSYM; son las entidades que se han atrasado en sus pagos mensuales a la institución. Como consecuencia, se pone en riesgo el sueldo de los profesionales que trabajan allí dejando a los pacientes con discapacidad sin sus terapia. La deuda ronda los 14 millones de pesos.

Gabriela, madre de una chica que concurre a dicho instituto, contó la problemática en primera persona. “Las obras sociales aparentemente se han retrasado con los pagos a la institución. Hay una deuda de 14 millones de pesos y nos avisaron que a partir del lunes, más de 100 chicos de IRID se quedarán sin terapia. Estamos desesperados porque son niños con discapacidad y dependen de estas estimulaciones”.

El 90% de los niños de IRID son parte del programa Incluir Salud, el mayor deudor. Por esta falta de pagos, han empezado a renunciar terapeutas, choferes y administrativos, es decir, no solo esta situación perjudica a los padres y a los niños sino que también se están perdiendo puestos de trabajo.