El actor, ganador de un Oscar por la película El indomable Will Hunting,(1997),  había sido diagnosticado con la enfermedad de Parkinson y padecía una depresión severa, según reveló su esposa, Susan Schneider, poco después de su muerte.

La misma aseguró que Williams habría sido muy valiente y luchó sus batallas contra la depresión, la ansiedad, así como contra las primeras fases de la enfermedad de Parkinson.

Su muerte fue declarada oficialmente como suicidio por las autoridades del condado de Marin, California de los Estados Unidos, donde el comediante vivía y fue hallado sin vida  por su asistente personal en una habitación de su domicilio.Fue el 11 de agosto del año 2014.

El resultado de la autopsia indicó en un comunicado que Williams, de 63 años, murió como resultado de asfixia por ahorcamiento en su domicilio.

Por Redacción