Luego  de 20 años, la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó la venta de una nueva droga para el tratamiento de una enfermedad que en la actualidad se hace presente, la obesidad y el sobrepeso.  Se encuentra disponible en Argentina.

El nombre genérico es Liraglutida y se administra a través de inyecciones. Hace más de 20 años, se esperaba algún tipo de medicamento para combatir dicha enfermedad.  Es por esto, que se presentó en el país una nueva alternativa farmacológica que lucha con la obesidad, y que fue investigada minuciosamente por científicos.

Según trascendió en medios, la Anmat aprobó la droga porque demostró avances significativos en la reducción del peso corporal y, por lo tanto, mejoras en los factores de riesgo cardiometabólico, al indicarse junto a una dieta sana reducida en calorías y un programa regular de actividad física.

¿Cómo funciona Liraglutida?

Especialistas informaron que el nuevo medicamento se ocupa mediante inyecciones a través de una lapicera prellenada.

En cuanto a lo que contiene, es un análogo del GLP-1, una hormona que el organismo libera en el intestino después de comer. Actúa sobre los receptores del cerebro que controlan el apetito y la saciedad, lo que resulta en una menor ingesta de alimentos y la consecuente pérdida de peso.

¿Quiénes son las personas aptas para administrarlo?

Serán aquellas personas mayores de 18 años con un índice de masa corporal (IMC, coeficiente que surge de dividir el peso sobre la altura dos veces) mayor o igual a 30 (obesidad) o mayor o igual a 27 (sobrepeso).

Personas que presenten alguna enfermedad relacionada con el exceso de peso, como prediabetes, diabetes mellitus tipo 2, presión arterial elevada, niveles anormales de grasas en sangre o problemas respiratorios durante el sueño denominados apnea obstructiva del sueño.

Precio

El costo de la nueva alternativa será alrededor de los $7.000.

Cada caja contiene tres lapiceras prellenadas que se podrá ocupar para poco menos de un mes de tratamiento.

Además se informó, que todavía no tiene cobertura de obras sociales y prepagas, aunque los médicos estiman que al tratarse de obesidad y sobrepeso, ya se trataría con autoridades que su costo sea cubierto.

Fuente: Medios