La empresa cordobesa Dulcor, que está alquilando las plantas de la conservera Alco, dejó cesante a 92 empleados, de los 190 que tiene efectivos.

Así lo afirmó Carlos Tello, delegado gremial, quien es uno de los que no será tenido en cuenta, al menos, por estos seis meses de duración que tiene el contrato de locación con Dulcor, mientras la justicia prepara los pliegos de licitación y espera por un comprador.

La fábrica Alco-Canale se presentó en quiebra en noviembre, con un pasivo de 750 millones de pesos. Con el fin de que las tres plantas que la fábrica tiene (Tunuyán, Tupungato y Real del Padre) no cierren, el juez Alberto Aleman decidió cederlas en alquiler a Dulcor.

“Si Dulcor no nos tuvo en cuenta ahora, dentro de seis meses tampoco lo va a hacer”, reclamó Tello, en referencia a que la conservera cordobesa podría hacer uso de la opción de compra y quedarse con Alco-Canale a partir del 30 de junio. “Los trabajadores que se quedan no van a tener representación gremial porque los delegados quedamos como ‘no requeridos'”, añadió.

La fábrica estaría en condiciones de comenzar a producir alrededor del 10 de enero, cuando ingresen las primeras materias primas.

Fuente: UNO